HISTORIA CAEP

El 1ro de junio de 1984, se hace realidad la creación del Centro de Apoyo a la Educación Popular C.A.E.P., a la cabeza de la pedagoga teresiana Martha Orsini Puente.

El énfasis del trabajo de la institución, en esta primera etapa, estuvo puesto en apoyar la formación político sindical de los trabajadores mineros de Huanuni. Sucesivamente, se implementan un conjunto de servicios educativos orientados a las mujeres, jóvenes, niños/as en edad escolar y comunidades campesinas.

El año 1986, luego de dictado el decreto 21060 por el gobierno del M.N.R., el C.A.E.P. acompañó muy de cerca la movilización de los mineros hacia la ciudad de La Paz en lo que se denominó “La Marcha por la Vida”.

En 1987, se crea el Centro de Formación Campesina en el cantón Venta y Media, dentro la jurisdicción de la provincia Poopó; y en 1990 se da inicio al CETHA-CAEP (Centro de Educación Técnica Humanística Agropecuaria) que tiene vigencia hasta el año 2013.

En 1995 se inaugura “Radio Horizontes con el objetivo de fortalecer el alcance de las acciones del CAEP  y formar la conciencia crítica del público oyente.

En 1996, se inauguran una moderna biblioteca, un centro de computación y aulas de apoyo psicopedagógico.

En 1997 se confía la administración  y el gobierno del CAEP a la congregación religiosa Hermanas Carmelitas del Sagrado Corazón. En esta etapa, la institución tiene como actor privilegiado a socios y socias de las cooperativas mineras. A la sazón, se desarrollan proyectos productivos en el área rural con enfoque en la seguridad alimentaria.

Se crea el Departamento de la Mujer, desde el cual se trabaja en el ámbito de derechos de las mujeres ante la alta incidencia de violencia en Huanuni. Se implementan varios proyectos productivos para generar alternativas económicas a las mujeres mineras “palliris”.

El año 2000, el CAEP obtiene la personería jurídica como organización no gubernamental.

 

El trabajo realizado por el CAEP desde el año 2010 ha estado orientado al fortalecimiento y a la rearticulación de organizaciones sociales de base, muchas de ellas conformadas por mujeres, en la perspectiva del empoderamiento de actores y organizaciones para generar cambio social a través de la incidencia en la gestión pública, la participación ciudadana y el control social.

 

En 1982 empiezan las primeras inquietudes de construir un proyecto educativo en Huanuni a la cabeza de la pedagoga teresiana Martha Orsini Puente (1941 – 2015), muy comprometida con la educación popular y en la línea de la teología de la liberación. La apoyaban en la inquietud el oblato P. Gregorio Iriarte (1927-2012), la dominica Hna. María del Pino León y el jesuita P. Ignacio Suñol. Se invita asimismo al oblato Hno. Gilberto Pauwels a ser parte de la iniciativa. Con el impulso de la fundación “Pedro Poveda” y voluntarias de la institución teresiana, el 1ro de junio de 1984 se hace realidad la creación del Centro de Apoyo a la Educación Popular C.A.E.P.,  en un acto al que asistieron dirigentes y trabajadores mineros y campesinos. En sus primeros años el C.A.E.P. funcionó como obra social de la iglesia bajo el patrocinio de la institución teresiana.

El énfasis del trabajo de la institución, en esta primera etapa, estuvo puesto en apoyar la formación político sindical de los trabajadores mineros de Huanuni. Se destaca, en esta etapa, la puesta en marcha de una hemeroteca a la que llegan cotidianamente periódicos de circulación nacional los cuales son leídos asiduamente por los trabajadores y población en general. Sucesivamente se implementan un conjunto de servicios educativos orientados a las mujeres, jóvenes, niños en edad escolar y comunidades campesinas.

El año 1986, luego de dictado el decreto 21060 por el gobierno del M.N.R., el C.A.E.P. acompañó muy de cerca la movilización de los mineros  hacia la ciudad de La Paz en lo que se denominó “La Marcha por la Vida”.

En 1987, se crea el Centro de Formación Campesina en el cantón Venta y Media, dentro la jurisdicción de la provincia Poopó, distante a 3 kilómetros y medio al oeste de Huanuni. 

Desde 1990 se cuenta con el CETHA-CAEP (Centro de Educación Técnica Humanístico Agropecuario) que tiene el único objetivo de apoyar a las personas adultas para que obtengan su bachillerato.

El 22 de mayo de 1995 se inauguró “Radio Horizontes” que inició sus operaciones con un transmisor artesanal en frecuencia modulada con 25 vatios de potencia.  El objetivo de la radio fue la fortalecer el alcance de las acciones del CAEP  y formar la conciencia crítica del público oyente.

En 1996 se concluye la construcción de un nuevo edificio en el que se encuentran emplazados varios servicios educativos que responden a necesidades sentidas de la población ante la ausencia de acciones estatales.  Se cuenta con un moderna biblioteca, un centro de computación, aulas de apoyo psicopedagógico y un auditorio.

 

En 1997 se abre un centro de computación destinado a jóvenes y adultos que quieren aprender el manejo de paquetes y después se implementa el departamento de la mujer destinado a atender la problemática de este sector.

En 1997, Marta Orsini se aleja del CAEP por motivos de salud y se confía la administración  y el gobierno del CAEP a la congregación religiosa Hermanas Carmelitas del Sagrado Corazón, en la persona de la Hna. Carolina Sampieri Lacayo, quien dirige el Centro hasta 2002. En esta segunda etapa, la institución tiene como actor privilegiado a socios y socias de las cooperativas mineras. Aunque el área de cobertura del CAEP ya había superado al área concentrada del municipio, en esta etapa se extiende mucho más a comunidades rurales a nivel provincial. El CAEP trabaja en el ámbito de derechos de las mujeres ante la alta incidencia de violencia en Huanuni, y se crea el Departamento de la Mujer.  Se implementan varios proyectos productivos para generar alternativas económicas a las mujeres mineras “palliris” y se desarrollan proyectos productivos en el área rural con enfoque en la seguridad alimentaria.

El año 2000, siendo las nuevas administradoras del CAEP las Hnas. Carmelitas del Sagrado Corazón, la asamblea de socios fundadores deciden la obtención de la personería jurídica como organización no gubernamental tal como reza el acta de fundación en el testimonio 88/2000 de protocolización  y reconocimiento de personalidad jurídica del Centro de Apoyo a la Educación Popular (C.A.E.P.). Queda así constituido el CAEP como  una asociación civil privada, sin fines de lucro, con la respectiva resolución prefectural Nro. 124/2000 del 3 de julio del 2000 emanada por la Prefectura del Departamento de Oruro.

Desde su gestación, el  CAEP trabaja en dos áreas estratégicas: la mina y el campo.  En la mina ofrece los servicios de: biblioteca, ludoteca, hemeroteca, computación, comunicación (radio – video), departamento de apoyo a la mujer; y el campo:  educación de adultos y apoyo a proyectos agropecuarios.

En octubre del 2006, 4.000 socios de las diferentes cooperativas de Huanuni  decidieron tomar el yacimiento del Posokoni. A raíz de la decisión del sector cooperativo, poco más de 800 mineros asalariados y varios sectores de la población (comerciantes, magisterio, transporte) defendieron las instalaciones de la empresa, aún con sus propias vidas.  El Saldo de este enfrentamiento fue de 10 muertos, más de 100 heridos y 1 desaparecido.

Como solución al conflicto, el gobierno del MAS decide eliminar de Huanuni a las cooperativas mineras y proponerles pasar a ser trabajadores regulares de la Empresa Minera Huanuni. Poco más de 300 socios aceptan la propuesta y un grupo reducido decide seguir luchando para que las cooperativas puedan regresar a Huanuni.

El CAEP, que vivió de cerca estos acontecimientos, acompañó estos procesos de cambio y adaptación de la población. En efecto, grupos enteros con los que la institución trabajaba y desarrollaba procesos de formación y capacitación habían desaparecido: las palliris ya no existían como tales debido ya que fueron incorporadas como trabajadoras regulares de la empresa.

Las Hermanas Carmelitas del Sagrado Corazón continúan al frente de la administración del CAEP hasta enero del año 2010, siendo las directoras: Hna. Mercedes Vidrio Martínez (2002 – 2003); Hna. Francisca Pérez Martínez  (2003 – 2005); Hna. Carolina Gonzales (2006 – 2008); Hna. Rosa María Neri Pensado (2008); Hna. Teresa Peral Rascón (2009).

El año 2009 las carmelitas deciden entregar la administración del CAEP a la asamblea de socios, dado que se retirarían de la misión en Huanuni. Ante la entrega de la administración por parte de las Carmelitas, a partir de 2010 el CAEP replantea su trabajo a la par de los profundos cambios que se dan en Bolivia. En 2009 se había aprobado una nueva Constitución Política del Estado y nace el Estado Plurinacional de Bolivia con un proyecto centrado en el cambio social a favor de las clases populares, proletarias e indígena – originarias, fundamentalmente. El CAEP, en ese contexto, enfatiza su trabajo con miras al desarrollo local, humano y social fundamentalmente, el empoderamiento de los actores sociales para el ejercicio  de derechos, el fortalecimiento de la participación ciudadana y el control social en la gestión pública y desarrollo local.

 

Así, el trabajo realizado por el CAEP desde el año 2010 ha estado orientado al fortalecimiento y a la rearticulación de organizaciones sociales de base, muchas de ellas conformadas por mujeres, en la perspectiva del empoderamiento de actores y organizaciones para generar cambio social a través de la incidencia en la gestión pública, la participación ciudadana y el control social.

 

Abrir chat Whatsapp
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
Copy link
Powered by Social Snap